inteligencia-artificial-reemplaza-tareas

La inteligencia artificial reemplaza tareas, no empleos

La inteligencia artificial, continúa siendo foco de preocupación para grandes porciones de la población mundial, en especial, en lo relacionado a las fuentes de empleo. Y es que diversos estudios y encuestas como la realizada por Pew Research Internet, muestran que tan solo en los Estados Unidos, una gran parte de los ciudadanos productivos temen ser sustituidos por un robot en sus lugares de trabajo.

Sin embargo, según varios expertos en áreas de recursos humanos e investigadores sobre el papel de la automatización en la industria, proyectan un panorama optimista en donde la incursión de las máquinas representará una reducción en las tareas repetitivas que consumen más tiempo, permitiendo que el talento humano se enfoque en áreas de mayor nivel.

Máquinas para ayudar, no para eliminar

Uno de los retos más importantes para el sector de recursos humanos es analizar y determinar el papel que tendrá la automatización en las industrias. La creencia generalizada es que, a mayor tecnología, menor será la demanda de capital humano, pero muchos expertos en el tema no parecen coincidir con esta idea.

Mónica Flores, presidenta de Manpower Latam indica que las inversiones para automatizar a las empresas buscan generar nuevas posiciones en donde la interacción directa máquina-humano sea posible. Siendo la manufactura uno de los sectores con mayor uso en nuevas tecnologías, el resto será desarrollar a empleados capaces de dominar los conocimientos necesarios para trabajar con estos dispositivos de manera efectiva.

Habilidades sociales

Paradójicamente, la era de la inteligencia artificial y el big data hacen mayor la demanda de capital humano. Por una parte, existen posiciones que no pueden ser completamente automatizadas, como áreas de servicio al cliente y gerencias operativas. Por otra parte, la gran cantidad de información que las nuevas tecnologías son capaces de recolectar, necesitan la interpretación correcta para poder generar productos y servicios de consumo humano.

Irving Wladawsky-Berger, investigador digital y antiguo colaborador de IBM menciona la necesidad de distinguir entre las actividades que pueden ser automatizadas y aquellas que invariablemente siguen requiriendo juicios y habilidades sociales. Es posible así, automatizar ciertas actividades de una posición, sin riesgo de una eliminación total de empleos.

Cuestión de equilibrio

Las discusiones actuales parecen coincidir en que la clave en este nuevo entorno es encontrar el equilibrio entre la inteligencia artificial, los procesos automatizados y el capital humano. Los recursos humanos pueden representar un papel vital en la identificación de oportunidades y modelos de capacitación, y asumir un papel de liderazgo para establecer el uso de tecnologías como un coadyuvante a la mano de obra humana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share this product!