Procesos de mecanizado: ¿cómo automatizarlos para optimizar la operación?

Procesos de mecanizado: ¿cómo automatizarlos para optimizar la operación?

Procesos de mecanizado: ¿cómo automatizarlos para optimizar la operación?

Los procesos de mecanizado para las industrias son elementales. Prácticamente se podría decir que, sin mecanizado, las producciones no existen como tal. Para las empresas tipo maquila o de producción en serie, la producción mecanizada es el núcleo.

El mecanizado es la generación de piezas específicas que se obtienen a partir de un material. En el proceso, este material se va eliminando hasta lograr la pieza buscada. La producción mecanizada utiliza materiales que pueden efectivamente ser alterados, modificados o transformados a través de diversos procesos. Es literalmente modelar una pieza mediante factores como la aplicación del calor, del frío e incluso soldar para fijar de manera definitiva.

Hoy, sin embargo, y a razón del comercio globalizado que exige producciones mucho más aceleradas, la tendencia es automatizar los procesos de mecanizado. A nivel hardware y software, la industria ya está preparada para implementar la automatización en sus producciones de línea, y los procesos mecanizados están incluidos.

Tipos de mecanizado

Arranque de viruta

En este proceso se elimina el material de la pieza mediante capas. Incluye tareas en las que el operario debe estar atento a detalles de precisión. Algunas de las herramientas más utilizadas para este proceso de mecanizado son el taladro, la fresadora y la cepilladora.

Abrasión

Aquí el material se desgasta para lograr el moldeado que se busca. Se trata de utilizar una muela abrasiva, pero los tiempos que se utilizan son más largos y es necesario revisar el progreso de forma continua.

Sin arranque de viruta

En este tipo de mecanizado no se desgasta el material, sino que se moldea aplicando calor, frío y otros recursos. Este proceso de mecanizado no requiere la eliminación del material que se trabaja.

Razones para automatizar

En la nueva era industrial y ante el cambio contundente de los hábitos entre consumidores, las empresas necesitan evolucionar. Para esto, es necesario implementar estrategias que puedan satisfacer demandas mucho más exigentes. La automatización es el recurso perfecto para optimizar procesos mecanizados de forma efectiva.

Productividad

Mediante la automatización, los tiempos muertos y horas de descanso de operarios pueden ser aprovechadas. Incluso las tareas pueden ser realizadas con gran precisión y seguridad.

Seguridad

La mayoría de las empresas son conscientes que los trabajos industriales son de riesgo, de ahí el diseño de múltiples protocolos de seguridad. Al automatizar, es posible reducir siniestros significativamente. Se produce más, en menos tiempo y de forma segura.

Costo

La reducción de costos es indudablemente uno de los mayores atractivos de la automatización de procesos mecanizados. Con las plataformas más recientes, implementar y poner a trabajar un sistema automatizado es una inversión que puede recuperarse fácilmente. Una línea automatizada puede suplir la colaboración de varios empleados, optimizando así los costos de recursos humanos para la empresa.

Hoy, la conectividad para implementar sistemas automatizados es mucho más flexible e intuitiva. Las empresas necesitan considerar las ventajas de la automatización ante el acelerado consumo del nuevo siglo.

Share this post


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies