Seguridad industrial: un gran beneficio de la automatización

seguridad-industrial-de-la-automatizacion

Seguridad industrial: un gran beneficio de la automatización

Mucho se ha hablado sobre la automatización y su papel en ésta, la cuarta revolución industrial, pero hay un tema que no se ha mencionado suficientemente: la seguridad como uno de sus beneficios.

La interacción entre robots y personal humano trae consecuencias favorables a la salud de ingenieros, operadores y trabajadores. Hay que hablar también sobre eso. Por ejemplo, las pesadas cargas que ahora son levantadas por máquinas y no por personas a las que su trabajo afectaría tarde o temprano, al grado quizás de no poder seguir realizándolo. Los riesgos son menores, porque ahora hay un robot haciendo cosas que antes podrían resultar peligrosas.

Además, automatización no sólo son robots, sino que el término es mucho más amplio y, de hecho, no es una tendencia tan nueva. Hay de máquinas a máquinas, y gracias a la ingeniería y a la innovación, es posible que hoy en día contemos con equipo mucho más sofisticado, pero también, probablemente, que pueda colaborar a reducir costos de producción.

Ese fue precisamente el motor de la primera revolución industrial: tener una máquina incansable que haga el trabajo de una persona o, mejor aún, de muchas. Esos beneficios se han logrado, no es nada nuevo: menores costos y mayor productividad.

Seguridad industrial: el nuevo gran reto de la automatización

El crédito que ahora hay que otorgar a la automatización, recae en la seguridad: en mantener la mayor cantidad de personas fuera de peligro la mayor cantidad de tiempo posible. Los accidentes industriales son una tendencia decreciente en México como en el resto del mundo, y ésta está correlacionada con otra: la aceptación de la automatización, con más empresas adoptando aplicaciones tecnológicas. No podemos pasar por alto esta estrecha relación, porque no todo es reducción de tiempos e incremento en ganancias.

La fuerza bruta ha sido menos utilizada en los últimos años en fábricas y plantas productivas, sobre todo en los países mejor desarrollados. El trabajo físico ahora no implica, necesariamente, que sea repetitivo. La automatización sí ha cumplido con mantener a la gente fuera de algunos peligros… porque nadie quiere empleados con lesiones de espalda, mucho menos accidentes más graves, ¿cierto?

Ahora, no sólo el trabajo físico es pesado por aquello que se carga o se mueve de lugar, sino también esa misma repetición, así sea sólo de movimientos. Las máquinas son las que deben ser mecánicas, no las personas. El cansancio siempre ha sido enemigo de la productividad, y un empleado no resulta tan afectado por lo repetitivo hoy, en este momento en el tiempo, como antes.

También, hay que considerar que la automatización ha mantenido también a los trabajadores menos en contacto con elementos inseguros del entorno industrial. Las herramientas automatizadas suelen encontrarse en sitios en los que por el contacto con elementos químicos y sus vapores, así como por las altas temperaturas, no son los más idóneos para la gente.

A esto, habrá que sumar que el equipo robotizado y automatizado, ha sido también más seguro en sí mismo a través de los años.

Consulta con Autycom cómo hacer su planta industrial más óptima

Esta tendencia irá en crecimiento, y quizás su empresa deba sumarse a obtener también este otro beneficio. Consulte con un asesor profesional de Autycom cómo la automatización haría a su planta industrial no sólo más productiva y eficiente, sino que también más segura.

Compartir esta publicación


Acaba de agregar este producto al carrito:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies