¿Qué es un sistema de control?

¿Qué es un sistema de control?

Uno de los recursos más utilizados en el sector industrial es el sistema de control. Toda producción liderada por ingeniería requiere de este proceso para lograr objetivos determinados. La función de este sistema es la de gestionar o regular la forma en que se comporta otro sistema para así evitar fallas.

El sistema de control de procesos está formado por un conjunto de dispositivos de diverso orden. Pueden ser de tipo eléctrico, neumático, hidráulico, mecánico, entre otros. El tipo o los tipos de dispositivos están determinados, en buena medida, por el objetivo a alcanzar.

Pero un sistema de control no se establece como tal solo por contar con estos dispositivos, sino que debe seguir la lógica de al menos 3 elementos base:

  • Una variable a la que se busca controlar
  • Un actuador
  • Un punto de referencia o set-point

En una operación de control de granel, por ejemplo, la lógica del sistema de control debe utilizar sus 3 elementos. La variable por controlar podría ser el propio producto de granel al depositarse en contenedores industriales. El punto de referencia o set-point sería el encargado de determinar el límite de llenado, mientras que el actuador, sería el que ejecutaría la acción de llenado, que podría ser una bomba mecánica o eléctrica.

Tipos de sistemas de control

El sistema de control puede ser de dos tipos y estos difieren en la manera en que lidian con la variable a controlar. 

Sistema de control de lazo abierto

En este tipo no existe información o retroalimentación sobre la variable a controlar. Es decir, la salida no depende en absoluto de la entrada. Se utiliza entonces en procesos y dispositivos en donde la variable es predecible y admite un margen de error amplio. 

Un ejemplo muy claro es el del semáforo. Este sistema de control es de lazo abierto porque se asigna un tiempo a cada luz, pero no se tiene información sobre el volumen de tráfico.

Otro ejemplo es el amplificador de sonido en un equipo modular. Cuando se realiza variación en la potencia del volumen, el sistema realmente no sabe si se produjo tal. 

Sistemas de control de lazo cerrado

Contrario al caso anterior, en este tipo de sistema de control sí hay información sobre la variable, incluso retroalimentación sobre los estados que va tomando. La información sobre la variable se obtiene mediante el uso de sensores que son colocados de forma estratégica. Los sensores hacen posible que el proceso sea completamente autónomo.

Un ejemplo muy común es el de los aparatos minisplit o aires acondicionados. En estos dispositivos la variable es la temperatura ambiental. Los sensores determinan si debe o no entrar el compresor para enfriar el lugar.

La ingeniería de un proceso de control parecería simple con sus tres elementos base requeridos, sin embargo, es todo lo contrario. Se trata de sistemas básicos para la ingeniería industrial, incluyendo la automatización y que incluso encontramos en casi todos los equipos que usamos en nuestra vida diaria.

Compartir esta publicación


Acaba de agregar este producto al carrito:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies