estructura-de-un-plc

¿Cuál es la estructura de un PLC?

Uno de los instrumentos más utilizados en la industria 4.0 es el PLC. El controlador lógico programable es un dispositivo básico en los procesos de automatización. Se trata de un instrumento capaz de tomar instrucciones complejas para ejecutar accionamientos específicos.

El PLC puede tener módulos tanto analógicos como digitales y puede ser adaptado a múltiples dispositivos y procesos de producción. Físicamente, el PLC asemeja una tarjeta con circuitos impresos y su estructura es similar a la de una computadora.

Como un pc, el controlador lógico programable se divide en hardware y software y cuenta con una estructura interna compleja. La estructura externa del PLC está compuesta por diversos módulos, así como entradas y salidas que lo habilitan para ser vinculado con otros dispositivos.

La parte más compleja de un PLC, sin embargo, está a nivel interno en donde, mediante circuitos impresos, es posible programar un sinfín de tareas.

Una computadora industrial

Como se ha mencionado, un PLC es en buena media, una computadora. Su estructura interna es parecida a una unidad CPU, al realizar múltiples operaciones lógicas mediante un lenguaje de programación.

Algunas de las secciones más destacadas

Decodificador: mediante este elemento, se decodifican las instrucciones dadas al PLC para después generar señales de control.

Monitor sistema: en este recurso se almacenan las secuencias de errores de ejecución, testeos y puestas en marcha.

Memoria: tanto a nivel programa en donde se encuentra la propia configuración del PLC como de datos, que acumula los resultados de diversos cálculos realizados.

Buses de comunicación: una de las secciones más importantes, pues es la encargada de establecer comunicación entre unidades de memoria, entradas y salidas.

Contadores y temporizadores: ambos actúan como contabilizadores. Los contadores realizan conteos de accionamientos externos. Los temporizadores realizan el conteo de pulsos y/o frecuencias.

El PLC es un dispositivo altamente complejo. Parte de su gran funcionalidad radica en su capacidad para asumir y procesar múltiples procesos. Siendo una computadora diseñada para entornos industriales, su capacidad física puede ser robusta y de alta resistencia.

Es capaz de manejar y procesar una gran cantidad de datos, además de traducir información de salida. Para la industria 4.0, el PLC continúa un recurso valioso para la automatización, por lo que sigue siendo necesario contar con profesionales capacitados para su uso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share this product!