Qué es un robot colaborativo (cobot) y cómo beneficia a tu industria

robot-colaborativo-y-aplicaciones

Qué es un robot colaborativo (cobot) y cómo beneficia a tu industria

Es una idea común pensar en la automatización como la entrada de máquinas para sustituir las funciones de trabajadores y operativos. Sin embargo, la realidad de la industria 4.0 va más allá de ese esquema y, antes de pensar en la sustitución de humanos, ha avanzado hacía un modelo colaborativo.

En la automatización industrial, el uso del robot colaborativo se ha incrementado, y la razón no es gratuita. Resulta que este es uno de los recursos más funcionales y flexibles para mejorar los procesos de producción. También llamado cobot, el robot colaborativo tiene características que lo hacen versátil y capaz de asumir tareas que los humanos no logran ejecutar de forma completa.

¿Qué es un robot colaborativo?

Un cobot es un robot específicamente desarrollado para ejecutar actividades automatizadas en entornos industriales, con la diferencia de que interactúa a la par con operarios humanos. Como el principio de la robótica colaborativa es la interacción con humanos, la industria 4.0 los considera como una nueva forma de valorar el trabajo de operarios.

El robot colaborativo es más que conocido. El modelo más común es el del brazo ensamblador que ha sido utilizado desde hace años en la industria automotriz.

En la actualidad es sencillo conocer diversos modelos en tamaño y funcionalidad, pero de forma general, cuenta con las siguientes ventajas:

Programación sencilla

Parecidos a los PLC actuales, la interfaz que manejan es intuitiva y en ocasiones tridimensional, haciendo mucho más sencillo indicar sus movimientos.

Adaptabilidad

A diferencia de otras máquinas, el robot colaborativo es capaz de mantener flexibilidad para diversos entornos y procesos.

Seguridad

Los cobots están diseñados pensando en la seguridad de procesos y operarios, por lo que su manejo incrementa la seguridad en el lugar de trabajo.

Aplicaciones de la robótica colaborativa

Un robot colaborativo tendrá don vínculos principales de colaboración: uno con otras máquinas y otro con operarios. El cobot puede ser programado para comunicarse con otras máquinas en procesos, como PLC y CNC. A la par, trabajan en conjunto con operarios en piso.

La automatización industrial suele utilizar robots colaborativos para las siguientes tareas:

Repetición

Una gran parte de las tareas industriales están basada en el ensamblaje de piezas. Esta es una de las tareas más repetitivas en los entornos de producción. El cobot es capaz de ejecutar estas tareas de forma precisa y durante largos periodos de tiempo.

Operaciones complejas y no ergonómicas

La ergonómica tiene una importancia capital en la industria. Año tras año, cientos de empresas de ven afectadas por daños a la integridad física de operarios. Los robots colaborativos pueden ejecutar movimientos no solo repetitivos, sino también complejos, liberando a operarios de ese riesgo.

Tareas independientes

Muchos cobots pueden ser utilizados para delegar tareas operativas que no requieren supervisión humana directa. Esto habilita una reasignación de operarios, mejorando la gestión de producción.

Para la industria 4.0, la integración de robots colaborativos es un paso natural para asegurar procesos. Esta es una tecnología que podría aportar mayores beneficios de ser considerada en diversos sectores empresariales, además de asegurar el bienestar de operarios y trabajadores.

Compartir esta publicación


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies